Enfermedades invernales de los perros
Como cada año, el invierno pasa factura. Muchos somos los que ya hemos caído en algunas de las enfermedades típicas de los meses más fríos del año (constipado, laringitis, faringitis, gripe…). ¡Y eso que sabemos cómo cuidarnos! Por eso, y aunque muchos no lo crean, los perros también pueden sufrir las consecuencias de las bajas temperaturas, sobre todo en el caso de los canes mayores, los que ya padecen enfermedades crónicas y los cachorros. En definitiva, igual que los humanos.

Faringitis, laringitis, bronquitis, pulmonía y tos de las perreras son algunas de las patologías que más estragos causan en los perros durante el invierno, por lo que hay que estar precavidos. Mucosidad excesiva, inflamación de la garganta, malestar general y fibre son algunos de los síntomas que te indicarán que tu perro está sufriendo alguna de estas enfermedades invernales. A continuación te damos más detalles.

Faringitis

En primer lugar, vamos a hablar de la faringitis, una patología causada por una infección de origen vírico que puede estar provocada por un enfriamiento, por estrés canino o por alguna pequeña herida que se infecta en la garganta. Se puede tratar con antibióticos, antiinflamatorios y analgésicos.

Laringitis

En cuanto a la laringitis, puede estar causada por un enfriamiento del perro durante el invierno y también se trata con antibióticos, antiinflamatorios y analgésicos, siempre dependiendo de lo que opine el veterinario.

Bronquitis y otras afecciones respiratorias

Igual que los humanos, los perros también pueden sufrir bronquitis, una patología que afecta a las vías respiratorias superiores y que debe ser tratada con antibióticos y antiinflamatorios.

Pulmonía

En cuanto a la pulmonía, suele estar desencadenada por un enfriamiento del perro y también requiere antibióticos. Los canes con afecciones pulmonares son más proclives a padecer enfermedades de tipo respiratorio, que pueden agravarse si el perro está expuesto a la contaminación atmosférica de una gran ciudad.

La tos de las perreras

Por último, vamos a hablar de la tos de las perreras, una enfermedad similar a la de un catarro humano que tiene más incidencia en el invierno, ya que el frío ralentiza el funcionamiento y eficacia del sistema inmunológico del animal. Es una patología muy contagiosa entre canes. Se puede combatir mediante una vacuna.