El pastor australiano

Share on Facebook14Tweet about this on Twitter0Share on Google+0


El pastor australiano es uno perro cuya raza tiene origen en Australia. Es robusto, con la cabeza grande, la dentadura sólida, el hocico fuerte y las orejas en punta e inclinadas hacia el exterior. Sus ojos parecen inquietos y son oscuros. Tiene un poco de papada y su cuello es también muy fuerte. Su cuerpo es largo, con el lomo amplio, el vientre profundo, la cola colgante en forma de curva y las patas rectas y musculosas.

El pelaje del pastor australiano es principalmente blanco, con manchas marrones o negras. Su pelo es liso y duro, con el vello denso y corto. Mide entre 46-58 centímetros de altura, y el peso que puede alcanzar está entre los 18 y los 25 kilos. Es un perro muy bonito al que sin duda dan muchas ganas de abrazar durante horas por lo suave que tiene el pelaje.

Un perro deportista

El pastor australiano es una raza muy deportista, así que necesita tener un dueño que haga deporte o, al menos, que haga ejercicio cada día, como por ejemplo correr o caminar rápido. Es una raza que no se suele acostumbrar bien al os pisos pequeños o apartamentos, ya que le gusta tener un buen espacio disponible en el que poder moverse a sus anchas y estar activo.

Su personalidad


Fiel, inteligente y muy apegado tanto a su dueño como a sus familiares, aunque con los desconocidos puede llegar a comportarse de forma desconfiada. Tiene un gran sentido del deber, así que es muy obediente y su educación resulta muy sencilla. Es muy cariñoso y le gusta que le den caricias y le presten atención, así que procura poder dedicarle un tiempo todos los días.

Perros, Razas,
>

También te puede interesar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *