El hábitat de las tortugas
El hábitat o lugar donde un organismo particular crece, juega un papel muy importante en su desarrollo. Las tortugas pertenecen a la familia de los reptiles y en concreto al orden Testudines. Estos animales necesitan condiciones secas y con agua para sobrevivir y desarrollarse. Las diferentes especies de tortugas tienen requisitos diferentes, en función de su hábitat particular.

En base a esto, si quieres saber más sobre estos animales, puedes dedicarte a estudiar el hábitat de algunas de las especies más conocidas del mundo. Aunque esta no se puede tener en casa, una de las tortugas más conocidas es la denominada de Mar Verde. Estas tortugas, como su nombre indica, viven en las aguas del mar. Los huevos de estas tortugas se ponen en las playas.

Cuando son muy jovencitas viven muy cerca de la costa en aguas poco profundas ya que por esta zona suele haber abundantes pastos marinos. Las tortugas adultas pasan la mayor parte de su tiempo en zonas de convergencia de los océanos. Otra especie de tortuga es la tortuga pintada. Esta puede vivir tranquilamente en estanques, lagos y corrientes de agua que se mueven a una velocidad lenta. También necesita agua fangosa y poco profunda para la hibernación.

Durante dicha hibernación, las tortugas pintadas respiran por medio de su piel. Estos animales van en busca de comida durante las primeras horas de la mañana (en las temporadas de calor) y se quedan al sol durante tarde. La tortuga pintada requiere, condiciones secas y húmedas para prosperar.