El gato que no puede andar pero ayuda a otros animales a sentirse mejor

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter2Share on Google+0

lucifer-foto
Los animales suelen darnos lecciones muy a menudo, incluso más que los propios humanos. ¡Hoy vamos a darte un buen ejemplo! Y es que a continuación vamos a hablarte de Lucifer, un gato que prácticamente no puede caminar pero que, sin embargo, se dedica a cuidar de otros animales. ¡Sí! ¡Sí! ¡Tal y como lo estás leyendo!

También conocido como Luc, este felino sufrió un accidente que le dañó la columna vertebral. Desde entonces vive en una clínica veterinaria de Perm, Rusia. ¿Te gustaría descubrir más detalles sobre este maravilloso gato? ¡Pues ya sabes lo que tienes que hacer! ¡No te pierdas nada de lo que te contamos a continuación!

Ayudando a otros a sentirse mejor

Nuestro animal protagonista de hoy se llama Lucifer, aunque todo el mundo le llama Luc. Como te hemos comentado antes, vive en una clínica veterinaria de Rusia desde que le pillaron con una puerta, un accidente que le provocó daños irreparables en la columna vertebral. Ahora prácticamente no puede caminar, pero eso no le impide ayudar a otros animales a sentirse mejor.

lucifer-foto1

Se sienten reconfortados

Su trabajo en la clínica consiste en dar apoyo y cariño a otros animales. Para lograrlo, muchas veces se acurruca con los pacientes y les da calor. De hecho, los animales enfermos se sienten reconfortados con la presencia de esta especie de enfermero. Por si esto fuera poco, también es donante para otros gatos, así que ha ayudado a salvar alguna que otra vida.

La otra faceta de Lucifer

Aunque es feliz viviendo en la clínica y ayudando a otros, Luc también tiene otro trabajo: es modelo. De hecho, ha hecho de modelo para el departamento de marketing de la clínica. A continuación te dejamos con nuestra galería, donde encontrarás más imágenes de Lucifer en su “puesto de trabajo”, en el que cumple una función fundamental. ¡Ojalá más humanos fueran como este felino!

Artículo relacionado: Radamenes, el gato enfermero de Polonia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *