Dormir con el perro

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0


¿Sabías que cerca de la mitad de las mascotas duermen en la cama de sus dueños? En realidad, según un estudio de la Asociación Americana de Mascotas, lo hacen un 65% de los perros pequeños, el 41% de los medianos y un 32% de los grandes. Sin embargo, la mayoría de los amos lo niegan rotundamente.

Es importante que acostumbres al animal desde pequeño a que tiene que dormir en su propio lugar (su cama, una manta…), ya que si en los primeros meses de vida acostumbras a tu mascota, luego será prácticamente imposible que deje de hacerlo cuando sea adulto. Sea como sea, debes tener en cuenta que dormir con el perro implica tanto aspectos positivos como negativos.

Beneficios de dormir con el perro

Como te decíamos, dormir con el perro tiene muchas cosas positivas. Por ejemplo, muchas personas se sienten más seguras y calmadas. Además, hay que tener en cuenta que los canes solo duermen con personas o con otros perros en quienes confían. Sin embargo, hay que saber que dormir con el animal puede afectar negativamente.

Prohibido para alérgicos

Según algunos estudios, es importante que las personas que padecen de alergia o asma no duerman con sus mascotas. De hecho, ni si quiera deberían dejarlas entrar en sus habitaciones.

No interferir en el sueño

Si no sufres este tipo de problemas, podrás permitir al perro que duerma contigo, siempre y cuando no interfiera con el sueño. Para ello tendrás que poner en práctica algunos cuidados. Lo más importante es ser muy cuidadoso con la salud e higiene del animal. Además, deberás cambiar sábanas, cubrecamas, mantas y cojines constantemente.

Por otro lado, deberás tener cuidado de cualquier mancha o textura extraña que encuentres en la piel de tu mascota, no tuviera pulgas o garrapatas, ya que podría contagiártelas. Ante cualquier pequeña duda, consulta con el veterinario.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *