Desinfectar la casa de pulgas
Una vez de que ya eres consciente de que tu mascota tiene pulgas, comienza el proceso de eliminación de las mismas. Iniciar un programa de control de pulgas debe ser algo inmediato. Un programa de control de pulgas eficaz debe abordar tres puntos fuertes: el tratamiento del animal (o animales), toda la casa (y el automóvil), y otras zonas (patio, garaje, terraza, etc.) Todas las mascotas que pueden contraer pulgas deben ser tratadas.

Hay muchos productos seguros y eficaces para animales de compañía adultos, así como cachorros, así que utiliza los que se adapten a vuestras necesidades. No se deben utilizar producto antipulgas en cachorros menores de 6 semanas de edad, en esos casos, utiliza un buen peine que te ayude a eliminar estos dichosos y molestos bichos. Para la desinfección de la casa y el vehículo, comienza pasando la aspiradora muy a fondo.

Asegúrate de pasarla por todos los rincones: muebles, alfombras, etc. No debes olvidarte del sótano o el garaje si es que tienes. Desecha la bolsa de la aspiradora después de cada uso para evitar que las pulgas vuelvan por dónde se han introducido. Después de la limpieza, utiliza un aerosol que continúe con la desinfección. Sigue las instrucciones de la etiqueta.

Asegúrate de que no haya nadie (incluidos los animales) durante la desinfección que estás haciendo. Deberéis esperar fuero un tiempo prudencial para que el aerosol cumpla su función. Este proceso, también puedes realizarlo en el patio o la terraza. Recuerda que debes desinfectar todos aquello lugares en los que tu mascota pasa más tiempo.