Cuidados para una gata embarazada
Cuidar a un animal no es una tarea tan fácil como mucho piensan y más, si está esperando cachorros. Si tienes una gatita que está embarazada recuerda que, aunque sean capaces de cuidarse perfectamente solas siempre es imprescindible que la proporciones una serie de cuidados que la ayudarán a tener un embarazo y un parto más fácil y cómodo.

Tu gatita embarazada debe hacer ejercicio. Juega con ella durante algún tiempo todos los días pero asegúrate de no cansarla demasiado. Realiza actividades que veas que la gustan pero si ves, que algo no es de su agrado no lo hagas. También, debes preocuparte por su alimentación. Es bueno que coma lo que la apetece y que después de comer se queda llena.

Para una gata preñada, los alimentos que son ricos en minerales, proteínas y vitaminas son muy importantes. Por lo tanto, asegúrate de que tiene suficientes nutrientes a través de su comida. Uno de los puntos más importantes que debes tener en cuenta cuando tu gata está embarazada es su salud. Que esté bien tanto por dentro como por fuera es muy importante.

Siempre deberás hacerle este tipo de revisiones con un veterinario que te aconseje, en caso de que haya algún problema, que solución puedes dar a algún problema de manera que no afecte a los cachorros. En cuanto a preparación se refiere, cuando se esté acercando la fecha del parto, si tiene el pelo largo se lo puedes recortar por la zona de los pezones para puedan encontrarlos mejor y empezar a comer de inmediato.