Cuidados del gecko leopardo

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0


Las mascotas exóticas se pusieron de moda hace algunos años y parece que así continuarán durante mucho tiempo. Una de las más llamativas es el gecko leopardo, llamado científicamente Eublepharis macularius y que es un reptil que se utiliza mucho como mascota en la parte occidental del mundo. Pertenece a la familia Gekkonidae, y su hábitat se encuentra en las regiones semidesérticas del medio Oriente.

Es un lagarto que mide entre 18-24 centímetros, siendo más un menos un tercio de su cuerpo la cola. Tiene el cuerpo robusto y alargado, con la cabeza también alargada y forma puntiaguda. Se caracteriza por tener párpados móviles y por su piel lisa, aunque salpicada por escamas tuberculares de forma irregular. Es un animal nocturno que comienza sus actividades al atardecer y continúan por la noche.

Terrario

El tamaño dependerá de la cantidad de cuántos geckos vayas a tener, siendo un terrario de 70x40x50 ideal en el caso de tener como mucho dos. Pon algunas piedras y alguna cueva o escondrijo que les permita ocultarse, ya que es lo que hacen durante el día. Debes procurar que tengan siempre agua fresca y limpia, y también necesitan tomar mucho calcio, así no se comen el sustrato. No pongas arena ni gravilla por si les da por ingerirlo, es mejor turba o fibra de coco sin fertilizantes ni aditivos.

Temperatura


Estos reptiles tienen temperaturas muy diferencias en su hábitat natural, así que debes hacer que en el terrario también las tengan. Durante el día no debe superar los 30ºC, siendo lo ideal entre 26-28. Por la noche, procura que esté a 22ºC.

Humedad

En cuanto a la humedad, tiene que estar entre un 20-40% en el terrario y entre un 60-70% en el refugio que le construyas. Cuando esté mudando la piel debe ser del 70-80%.

Alimentación

Deben ser insectos como grillos, zophobas, larvas de tenebrio, cucarachas… Puedes añadir de forma ocasional algo de fruta madura en pedacitos, y los insectos es mejor que estén vivos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *