Cuidados del escorpión emperador
El escorpión emperador, originario de África, es la especie que más fascinación produce a los propietarios de mascotas exóticas. A pesar del aspecto amenazador que le confieren su color negro brillante y su aguijón, es un animal bastante tranquilo. De cualquier modo, si lo manipulamos, debemos hacerlo con mucho cuidado, ya que su picadura es muy dolorosa y, aunque en general no es mortal, la gravedad de la picadura depende en gran medida de la reacción de cada persona.

Para que el animal esté cómodo deberemos proporcionarle un terrario que tenga buena ventilación y que sea lo suficientemente grande cómo para que el animal se pueda mover por él a su antojo. Es necesario cuidar mucho las condiciones de humedad y temperatura para imitar lo mejor posible su hábitat natural.

Por ello la temperatura debe rondar los 27 ºC, sin bajar nunca de los 22 ni superar los32ºC, y debemos mantener un grado de humedad del 70-80%, lo que conseguiremos pulverizando agua por las mañanas en el terrario.

Dado que es un animal de hábitos nocturnos, no es necesario que iluminemos el terrario de forma especial, por lo que la luz natural que entra por la ventana será suficiente. Para acondicionar el terrario, lo mejor es preparar un sustrato con fibra de coco o con tierra para orquídeas, sin añadir ningún producto químico que sería perjudicial para el animal.

Deberemos alimentarlo dos veces por semana, principalmente con grillos vivos o cualquier insecto menor que él y no debemos olvidarnos de ponerle un cuenco con agua.

Al ser un animal dócil, si queremos, podemos cogerlo y ponerlo en la palma de la mano, pero siempre con movimientos lentos que eviten que el animal se asuste y nos pique y poniéndonos fuera del alcance del aguijón.