Cuidados de la cacatúa
Las cacatúas se han convertido en unas mascotas muy populares y son muchos quienes disfrutan tanto de su compañía como de su parloteo, ya que es indudable que las cacatúas son unas habladoras incansables, acompañando sus palabras con el movimiento de la cresta de plumas amarillas que tiene sobre la cabeza.

Pero quienes deseen tener una cacatúa como mascota deberán tener en cuenta que estos animales necesitan una serie de cuidados especiales:

- Baños frecuentes: No olvidemos que las cacatúas vienen de bosques e islas tropicales, del Pacífico y Nueva Zelanda donde el nivel de humedad en el aire es muy alto y las lluvias frecuentes. Los baños las relajan, por lo que es bueno bañarlas a menudo, sobre todo si son aves nerviosas.

- La jaula elegida para una cacatúa debe ser lo suficientemente amplia como para permitirle moverse con total comodidad. Sin embargo, dado que le gusta mucho estar con los seres humanos y que es un animal muy activo, es necesario sacarlo de la jaula al menos una hora al día. Para ello deberemos asegurarnos de que las puertas y las ventanas están cerradas, así como de eliminar todo producto que pueda ser perjudicial para su salud, como plantas de interior o cables que pueda morder. No olvides que productos como las patatas fritas o el chocolate pueden ser venenosos para ella.

- Coloca la jaula en un lugar donde no haya corrientes de aire ya que, aunque las cacatúas son muy resistentes, su aparato respiratorio es muy delicado. Por esta razón también deberemos evitar utilizar aerosoles o sprays en la misma habitación en la que está nuestra mascota.

- En cuanto a su alimentación puedes darle una mezcla de semillas, frutas y verduras. EN lo que respecta a la fruta le encantan los melocotones, las manzanas, las naranjas y las peras. Como verdura puedes darle zanahorias, brócoli y lechuga.