Consejos para viajar en coche con gatos

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0

Consejos para viajar en coche con gatos
Si a nosotros, los seres humanos, nos resultan incómodos y agotadores los viajes y desplazamientos en coche, ¡imagínate a nuestras mascotas!

¿Quieres que el viaje resulte mucho más placentero para tu gato? En Animal Mascota te explicamos algunos trucos que pueden resultarte de gran ayuda. Son consejos muy sencillos de poner en práctica, con los que tu mascota notará la diferencia.

Acostumbra a tu gato al coche

Los expertos nos recomiendan que antes de realizar un viaje con nuestro gato, debemos lograr que nuestra mascota se acostumbre al vehículo. Así que comienza poco a poco sin prisa, introduciendo a tu gato en el coche.

Deja que tu mascota se familiarice con el vehículo y después de varios días, puedes dar un corto paseo con tu gato. Además, para estimular al felino y conseguir que se sienta cómodo, puedes dejar en el coche algún premio comestible, sobre todo en el transportín.

Paradas cada dos horas

Durante el trayecto, conviene llevar la música baja y realizar paradas cada dos horas para que nuestro amigo disfrute de un viaje lo más cómodo y placentero posible. Unos consejos que funcionan tanto en humanos como en animales.

Consejos para viajar en coche con gatos

Sedantes y feromonas

¿Sabías que algunos gatos también se marean durante los viajes? En Animal Mascota te recomendamos estar preparados, así que no olvides consultar con tu veterinario. Existen sedantes y feromonas por si tu gato sufre mareos.

Hay diferentes tipos de feromonas sintéticas que puedes adquirir en centros veterinarios, donde también te explicarán cómo debes administrarlos.

Generalmente, estos mareos son producidos por culpa del estrés. Así que, para evitarlo, recuerda llevar a tu mascota cerca de una zona ventilada, donde no se sienta agobiado y evitando que pase frío o calor.

Nuestro último consejo es que alimentes a tu gato tres horas antes del viaje, siguiendo su dieta habitual. Y si tienes cualquier otra duda o tu gato necesita algún tipo de atención especial, no olvides consultar con tu veterinario de confianza.

Artículo recomendado: Viajar con gatos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *