Consejos para reducir los síntomas de la alergia a gatos y perros

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+1

alergia perros gatos
¿Sabías que entre el 5 y el 10% de la población es alérgica a perros y gatos? Eso sí, la más frecuente es la alergia a gatos que, además, suele ser más grave que la alergia a los canes. En ambos casos el problema está en la hipersensibilidad del sistema inmunológico a los alérgenos, presentes en la piel y la saliva del animal. Rinitis, conjuntivitis, urticaria, dermatitis, asma… Son algunos de los síntomas que los alérgicos a estos animales pueden sufrir si están expuestos mucho tiempo a los alérgenos o se encuentran en un ambiente donde estos están muy concentrados.

Si a pesar de la alergia quieres o debes convivir con un perro o un gato, te recomendamos que no te pierdas nada de lo que te contamos a continuación, ya que vamos a darte algunos consejos para reducir los síntomas.

Consultar con un especialista

Lo primero que debes hacer si decides convivir con un perro o un gato aún teniendo alergia es consultar a un especialista (alergólogo) sobre las medidas de tratamiento que puedes emplear para controlar los síntomas. Y es que debes saber que existen vacunas específicas y antihistamínicos que pueden resultar muy efectivos. Además, es necesario que personas no alérgicas apliquen a la mascota lociones para eliminar el alérgeno.

alergia perros gatos1

Cuidado con los textiles y los muebles

Por otro lado, te recomendamos que evites en el hogar elementos textiles como alfombras, muebles tapizados y cojines, ya que acumulan alérgenos. Por supuesto, es imprescindible que no dejes entrar al animal en el dormitorio y que impidas que esté en contacto con las piezas de mobiliario con las que te relacionas.

Limpieza

También es muy importante que aspires el suelo con frecuencia y que evites el uso de plumeros y escobas, ya que estos levantan el polvo y no lo eliminan. Además, te recomendamos limpiar cada semana los lugares donde el animal está habitualmente y utilizar purificadores de aire y deshumificadores. También pueden ayudar los filtros para aire acondicionado. Por supuesto, el alérgico debe evitar el contacto directo con el animal y con su saliva.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *