Consejos para que tu gato te haga más caso

Share on Facebook37Tweet about this on Twitter0Share on Google+0


¿Tu gato no te hace ni caso? ¡Es normal! Piensa que los gatos no aprenden órdenes de obediencia básica, como “siéntate”, “dame la pata” o “ven”. Esto ocurre porque se trata de animales territoriales e independientes, es decir, no necesitan órdenes para desenvolverse en su vida diaria.

Sin embargo, sí que es posible orientarlos sobre lo que no deben hacer en casa, como subirse a una mesa con comida o arañar el mobiliario. Te explicamos cómo lograr que tu gato te haga más caso a continuación.

Castigos indirectos

Una de las técnicas para lograr que el gato respete algunas normas es utilizar castigos indirectos, es decir, emitir un estímulo que resulte desagradable para el gato, como un ruido inesperado o mojarle la cara de modo ligero con un rociador. Es importante castigarlo justo en el momento en el que practique la conducta inadecuada. Usar cualquier método de castigo una vez acontecido el acto, sólo confundirá al gato y podría dañar la relación existente entre ambos.


Por otro lado, es importante que el animal no se percate de que el estímulo lo emite su dueño. A continuación, las caricias y las palabras amables reforzarán el vínculo.

Nada de castigos físicos

Nunca se deberá castigar al gato físicamente para reprender malos comportamientos, ya que podría ser contraproducente. Esto creará resentimiento, rabia o miedo en el animal. Además, podrías lastimarlo al golpearlo y él podría herirte al intentar defenderse.

Entorno

Por otro lado, es importante frenar el instinto cazador del gato desde pequeño para evitar arañazos y mordiscos. Además, es necesario cubrirle las necesidades básicas, como un lugar adecuado para afilar sus garras, lugares altos a los que tener acceso y una bandeja con arena para hacer sus deposiciones, además de proporcionarle una alimentación rica en proteínas.

13 comentarios

  1. Hola…les cuento que no se que hacer con mi gatita: hace un mes aproximadamente un auto la choco, por suerte no alcanzo a pisarla pero ella se asusto mucho, desde ese momento empezo a estar escondida todo el tiempo, es como que no quiere estar en espacios abiertos. Suele estar debajo de la cama y solo sale de alli para comer y hacer sus necesidades, no disfruta de los mimos siquiera, solo estando escondida en algun lado. Como puedo ayudarla?

  2. halluda mi gato se mete debajo de la cama y acada rato maulla y esta un hojo abierto y el otro medio serado que le estará pasando alludame por fa vor

  3. Pondré en práctica éstos consejos y luego les diré como me fue. Desearía comnocer más sobre gatos…
    Buen y felíz resto de semana.

    Cordialmente,

    Cats

  4. Bueno… esta buenos los consejos !

    pero no creo que funcionen con mi gata !

    ella no hace caso por nombre ni por nada, lo unico que hace caso es cuando le doy de comer, es la unica manera de que aparezca de repente, quiero a mi gatita y todo, pero resulta muy dificil adiestrar sus actividades fisiologicas, ella se hace debajo de la cama y ya casi se le ha hecho costumbre, la cama esta sobre el piso, no es tierra por lo que no entiendo el comportamiento suyo… ayuda por favor !

  5. Hola como ago que mi gatita este mas tranquila y quieta debe guardar reposo porque la operaron pero ella es muy inquieta y se sube a la mesa ropero auto, etc. Ya tuvieron q operar le nuevamente porque sr hizo abrir la herida

  6. Hola a mi lo que.me pasa es que mi gato quiere jugar todo el rato,y jugamos lo que pasa es que al final se enfada el solo y nos muerde o nos araña y le reñimos y se va.
    Tambien hay otras veces que nos ataca el solo y nosotros estamos mirando la tele o estamos haciendo algo y normal le volvemos a reñir.
    Siempre se pone en sitios que no tiene que estar o hace cosas que no deve hacer, y le compramos un aparato para hacerse las uñas y se las hace en el sofa.
    Ya no se que hacer, me estoy volviendo loca,asi que porfavor si me pudieran ayudar lo agradeceria siempre,gracias.

  7. Mi gato tiene tres años , y me rajuña , y me muerde… y lo castigo encerrandole en la cocina (con la ventana abierta) no se si es la forma

  8. a se me olvido decirle que tiene su bañito y su comida ahi . pero lo encierro por un rato despuès lo dejo salir , por que me da penita :(

  9. Para empezar, un cambio de actitud: hay que ponerse en el lugar del gato. Los gatos pequeños son como los niños, y necesitan actividad. Tratemos de ser comprensivos.
    Segundo: si es posible, dejarlos salir en espacios controlados. ¿Cómo nos sentiríamos nosotros si nos pasásemos la vida entre 4 paredes y sin salir nunca?
    Tercero: el gato puede ser sociable, pero no es social. Es decir, nosotros, los humanos, nos organizamos en sociedades. Los perros en jaurías, con su orden y jerarquía. Pero los gatos , cazan solos y no llevan el gen de la obediencia. Que no nos obedezcan, no significa que no nos quieran.
    Cuarto: el gato valora el respeto. Hay que mimarlo, pero sin abusar de la fuerza, sin cogerlo demasiado, y cuando haya que hacerlo, siempre con mucho cuidado, y poniendo una mano por debajo, para que no se sienta inseguro. Reconocen el cariño en las caricias y en los besos, y corresponden con gestos amables. A veces, te devuelven el cariño con lamidas en tu cara o manos.
    Y, por último, un gato no comprende que arañar el sofá es algo malo. Tratemos de evitarlo con una pistola de agua, o simplemente colocando un protector sobre el sofá. Y recordemos que no sólo el gato debe adaptarse a nosotros, sino nosotros a él también.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *