Consejos para bañar a un gato

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter4Share on Google+1

gato-bano
Como ya te contamos hace un tiempo en nuestro artículo “¿Necesitan bañarse los gatos?”, los expertos aseguran que no es necesario bañar a los felinos de forma frecuente con agua y jabón, entre otras cosas porque estos animales dedican muchas horas al día a su aseo personal. Eso sí, hay ocasiones en las que el animal debe bañarse sí o sí: cuando tiene sustancias tóxicas en el pelo, cuando se ha ensuciado por culpa del mal tiempo, cuando está enfermo y no puede asearse por sí mismo, cuando tiene alergia a algo…

Lo más normal es que en un momento u otro tengas que enfrentarte a alguna de estas situaciones con tu mascota. Por eso, te recomendamos que, desde bien pequeño, le acostumbres al baño. De hecho, durante los primeros dos meses los gatos son muy receptivos a todas las enseñanzas. Eso sí, si no acostumbraste a tu felino desde pequeño y ahora no sabes cómo bañarlo, te recomendamos que le eches un vistazo a los consejos que te proporcionamos a continuación.

Preparar el terreno

Lo primero que queremos recomendarte es que antes de nada prepares todo lo que vayas a utilizar para bañar a tu animal: champú específico para gatos, toallas, secador… De esta manera, podrás tenerlo todo a mano y no tendrás que moverte del lugar. En este sentido, es importante tener en cuenta que es mejor bañarlo en un sitio que no sea demasiado bajo como, por ejemplo, el fregadero. Por otra parte, debes saber que el agua deberá estar tibia.

gato-bano1

Durante el baño

También queremos recomendarte que, antes, durante y después del baño, hables y acaricies al animal para calmar su ansiedad. Además, es mejor que en el lugar escogido para bañarle solo estéis tú y tu gato. Un buen truco es dejar correr el agua un rato para que el felino se acostumbre al ruido. También es recomendable ir mojándolo poco a poco.

Enjabonado y secado

En cuanto al enjabonado, te recomendamos dejar actuar el jabón unos cinco minutos y aclarar con abundante agua. Por último, debes saber que es esencial secar bien al animal, sobre todo en otoño y en invierno. Lo más recomendable es secarlo primero con una toalla y, a continuación, con un secador.

Artículo recomendado: Fotos de gatos a los que sí les gusta bañarse

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *