Consejos para adoptar un perro enfermo

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0


Si estás pensando en adoptar un perro, una buena idea es llevarte a casa uno que está enfermo, ya que más que ningún otro necesita mucho cariño y, sobre todo, un hogar. Adoptar un perro enfermo requiere tiempo y ganas, ya que es obvio que necesitarás llevarlo con más frecuencia al veterinario y hacerle más compañía. Algunos necesitan muy pocos cuidados extra, otros más, pero lo que está claro es que harás feliz a un can que no lo tenía nada fácil en la vida.

La enfermedad que tenga el perro, si es tratable, no tiene por qué suponer un riesgo para las personas que convivirán con él, incluso aunque sean niños. Además, en muchos casos son enfermedades que se curan en un plazo de tiempo determinado, con lo que sabes que tendrás un perro totalmente sano en el futuro y que además te querrá más por haberlo querido estando enfermo.

Consejos para la adopción

Conocer la enfermedad: es imprescindible que en el centro donde vas a realizar la adopción te den toda la información sobre la enfermedad que padece, desde cuándo, qué tratamientos ha seguido… Pregunta qué tipo de cuidados necesita y cuáles son.

Veterinario: asegúrate de que un veterinario lo ve antes de que te lo lleves. Habla con él para conocer el estado real del perro, la calidad de vida que puede tener y si su enfermedad es curable.


Recomendaciones: tanto el personal del centro como el veterinario te harán una serie de recomendaciones para tu convivencia con el perro. Síguelas a rajatabla durante el tiempo que sea necesario.

Inversión: aunque no siempre, en la mayor parte de los casos gastarás más dinero con un perro enfermo que con uno sano, ya que tendrá más visitas al veterinario y tomará medicamentos o lo que le prescriban para tratarse.

Mucho cariño: cualquier perro que adoptes necesita recibir cariño, pero más aún en el caso de un perro enfermo, que probablemente habría perdido ya la fe en tener un hogar. Dale todo el amor del mundo y serás recompensado de la misma manera.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *