Consejos para dejar al perro en la residencia en vacaciones

Share on Facebook18Tweet about this on Twitter0Share on Google+0


Si este verano te vas de vacaciones y no puedes llevarte a tu perro, posiblemente tu única alternativa sea llevar al animal a una residencia donde esté bien cuidado hasta que vuelvas de tu viaje.

Una vez has escogido la mejor residencia para tu mascota, debes tener cuidado con la forma de dejar al animal en ésta, ya que podría convertirse en una experiencia traumática tanto para el animal como para la familia. A partir de ahí, es recomendable seguir los siguientes consejos.

Tranquilidad

En primer lugar, se debe asumir que el perro va a estar bien cuidado y atendido para que puedas estar tranquilo durante tus días de vacaciones. Son muy raras las excepciones en las que algún perro realmente se ve afectado por la estancia y siempre coincide con perros que tienen problemas graves de relación con las personas o resto de perros.

No toda la familia

A la hora de dejar al perro en la residencia es aconsejable acudir cuanta menos gente mejor, ya que si el grupo es muy grande, especialmente si hay niños, se generan situaciones tristes que hacen que el perro se ponga nervioso.

Sin grandes despedidas

Por otro lado, es importante dejar al animal de manera natural y sin grandes despedidas. De esta manera se evita que el perro sufra ansiedad por separación. Por supuesto, cuando salgas no deberás llamarle en la distancia para despedirte de él, dejándole aún más claro que te vas, ya que será inevitable que se ponga nervioso.

Juguetes y chucherías

El papel del personal de la residencia canina tiene mucha importancia. Así, los profesionales deberán captar la atención del animal con algún juguete o chucherías. Ten en cuenta que el perro no se sentirá mal porque no te hayas despedido de él con grandes abrazos ni tampoco se enfadará contigo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *