Consecuencias del sedentarismo en perros

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0


Si tu perro se pasa el día dormitando, solo se levanta del sofá para acudir al plato de comida, pasa mucho tiempo en soledad y da pocos y cortos paseos, a la larga puede tener problemas de salud.

Las largas jornadas laborales mantienen a los trabajadores fuera de casa muchas horas, dejando pocos momentos para la práctica de ejercicio físico tanto del dueño como de los propios perros. Sin embargo, un perro necesita realizar cierta actividad física durante el día para estar sano: como mínimo, tres paseos caninos diarios de alrededor de 20 minutos cada uno. Además, si entre una salida y otra hace alguna actividad en casa, como jugar, el ejercicio físico será más completo. Sin estos hábitos, el perro sedentario tienda a desarrollar determinadas patologías. Te hablamos de ellas a continuación.

Obesidad

Los perros sedentarios no gastan las calorías de alimento que ingieren, lo que suele traducirse en grasa que se acumula en su cuerpo. Además, es habitual el caso de perros que sustituyen la falta de motivación para moverse y de estímulos en casa para jugar o hacer ejercicio con el exceso de ingesta de comida.

Problemas articulares

Mucha gente no es consciente de ello, pero los canes inactivos, especialmente si tienen sobrepeso o son obesos, pueden desarrollar con más facilidad problemas articulares como, por ejemplo, la artrosis. Y es que debes tener en cuenta que la sobrecarga de las articulaciones y la falta de movimiento acaban por desgastarlas y deteriorarlas.

Diabetes y cardiopatías

Como te acabamos de comentar, los perros sedentarios tienden a padecer obesidad, un problema que puede derivar en otros más graves. El exceso de grasa corporal favorece la aparición de enfermedades metabólicas como la diabetes, así como problemas cardíacos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *