Comprar una iguana
A la hora de escoger una iguana como mascota es muy importante que tengas en cuenta algunos factores:

Las iguanas crecen aunque las veas pequeñas y graciosas en el terrario de la pajarería. Ten en cuenta que la iguana adulta puede alcanzar dos metros de longitud. Piensa que con ese tamaño necesitará como mínimo un terrario de unas dimensiones parecidas a las de tu dormitorio.

Son reptiles, por lo tanto su sangre es fría. Necesitarán de la luz y el calor a determinadas horas para poder digerir y asimilar los nutrientes de los alimentos, además de mantener su temperatura corporal.

No sólo necesitan pienso, sino que además han de comer verdura y fruta fresca a diario. Si no tienes tiempo para dedicarle a la preparación diaria de la comida de tu compañera, la iguana no es tu mascota ideal.

Comprar una iguana
Necesitan vitaminas y calcio extra en ciertas épocas como la muda. Tienes que estar muy atento para complementar su alimentación en estas épocas.

A las iguanas les encanta bañarse en el agua, por eso es muy importante que siempre le tengas una bañerita de buen tamaño dentro del terrario y que el agua se la cambies todos los días.

No se te puede olvidar a la hora de adquirir una mascota de este tipo, solicitar su número de CITES. Éste es un número de identificación que te garantiza que tu iguana es totalmente legal, es decir, que no la han traído de contrabando. Rechaza cualquier iguana que te quieran vender sin este número de identificación.

Recuerda que estos reptiles son animales salvajes, por lo tanto para evitar que pueda volverse demasiado agresiva y te intente morder o te de coletazos, es importante que desde que la adquieras le dediques un tiempo todos los días para que la iguana se acostumbre a ti. De esta manera evitarás en un futuro, tener que ponerle la comida con unas pinzas o un guante en la mano para que no te haga daño si te ataca.

Por último, y no menos importante que lo anterior, debes llevar a tu iguana regularmente al veterinario. Esto es esencial para sexarla (a simple vista es difícil averiguar el sexo de tu mascota) y para llevar un control sobre su evolución y crecimiento, así como controles sanitarios para evitar parásitos, enfermedades, carencias vitamínicas, etc.