Cómo saber si un perro es hiperactivo

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0


La hiperactividad puede ser muy frecuente tanto en personas como en animales, especialmente en el caso de niños y perros. Hoy me centraré en el caso de los perros, ya que es muy recomendable que sepas cómo detectarla para poder ponerle remedio si al final resulta que tienes un perro hiperactivo en casa. Hay muchos síntomas que pueden ser indicativos de que lo es, así que debes vigilarlos para llevarlo al veterinario y que pueda diagnosticarlo cuanto antes.

Es una enfermedad que se conoce también como déficit de atención o hiperkinesis, y se da especialmente en los cachorros, que tienen una predisposición natural a moverse y jugar mucho más ya que es la forma que tienen de comunicarse. En esos casos es algo habitual y se va corrigiendo con la edad, pero si con dos años sigue con ciertas actitudes, entonces habrá que preocuparse porque a esa edad ya deberá ser más tranquilo y estar más centrado.

Síntomas de la hiperactividad canina

– Que destroce todo lo que encuentra a su paso es uno de los principales síntomas, tanto lo que es comestible como lo que no. De hecho, puede llegar a comerse un calcetín de la misma forma que el pienso. Además, ladra y gime mucho más mientras lo hace.

– La falta de concentración es otro síntoma importante, ya que aunque parezca que esté atento, en realidad no lo está. Si le das una orden, te mira pero parece que no escucha y hará algo totalmente diferente.

– Reaccionará ante cualquier ruido, por pequeño que sea e incluso mientras duerme. Sus reacciones serán exageradas a cualquier estímulo, y ruidos como el de la aspiradora pueden causarle un fuerte ataque de ansiedad.

– Otro síntoma es que tampoco será capaz de aprender lo que le enseñes, por mucho tiempo y esfuerzo que le dediques y por básicas que sean las órdenes.


– Es probable que de vez en cuando haga sus necesidades en casa ya que no controla el esfínter, y hasta habiendo salido a la calle a hacerlo puede repetir en casa sin poder controlarse.

– Por último, otra cosa en la que debes fijarte es en su actitud cuando está con otros perros o con sus dueños. Si está descontrolado y muerde sin controlar su fuerza, también es un indicativo de hiperactividad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *