Cómo educar a un perro sordo

Share on Facebook6Tweet about this on Twitter0Share on Google+0


Dado que la mayor parte de la comunicación entre un perro y su amo se basa en la palabra, en un principio parecería imposible comunicarse de forma correcta con un perro sordo, y menos aún educarle y lograr que obedezca órdenes. Sin embargo, si nos dirigimos a él de forma correcta, podremos educarle igual que a cualquier otro perro. Sólo hace falta tener paciencia y seguir una serie de normas.

Siempre que nos dirijamos al perro, deberemos ponernos delante de él y asegurarnos de que nos ve correctamente, para que pueda observar con claridad todas las señas que le hacemos.

Recuerda, cuando te acerques a él, no hacerlo bruscamente, ya que el animal se puede asustar. Acércate despacio y tranquilo y, si le vas a acariciar, muéstrale la mano para que no se asuste cuando sienta el contacto.

Es importante, tanto en éste como en cualquier movimiento que realicemos con el animal, no hacerlo de forma brusca, para evitar que se asuste, ya que ese sobresalto puede hacer que se muestre agresivo o que nos muerda, razón por la que muchos perros sordos se han ganado la fama de agresivos. Si nos acercamos a él de este modo, no tendremos ningún problema.

A la hora de educarlo, puedes darle las mismas órdenes que a un perro normal, venir, sentarse, echarse, etc. Lo que sí es importante es que muestres las señas para cada orden de forma que sean muy visibles y, sobre todo, asegurarte de que siempre utilizas la misma seña para dar la misma orden. De lo contrario, confundirás al animal y no le permitirás que asocie la señal a la orden. Recuerda que puedes enseñarle con lenguaje de signos o crear tu propio código para comunicarte con tu mascota.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *