Cómo cuidar a tus peces
Cuidar los peces no es muy complicado pero conviene conocer unos detalles fundamentales. Lo primero es comprar un acuario de tamaño adecuado, de modo que deberemos adecuar el número de peces a la capacidad de nuestro acuario. Una vez introduzcas los peces en el agua, asegúrate de que los peces se lleven bien entre ellos.

Recuerda que no todos los peces pueden convivir juntos, algunos son más vivos, más huidizos o más voraces. Cuidado porque si algunos son muy grandes se pueden llegar a comer a los más pequeños. Por lo tanto, si tenemos varias especies dentro de un mismo acuario, deberemos asegurarnos de que sean compatibles entre sí.

Luego es fundamental que conservemos el agua de nuestro acuario limpia, ya que para ellos es como su casa o el aire que respiran. Para facilitar la tarea va muy bien instalar un filtro en nuestra pecera. Mantendrá el agua limpia de cualquier impureza y tus peces estarán más felices.

Si tienes la intención de comprar peces tropicales o de agua templada, deberemos comprar un calentador para mantener el agua a la temperatura correcta. Se trata de otro punto importante para que puedan vivir mucho tiempo. Luego también es clave la iluminación, será necesario que compres una luz para tu acuario. No olvides que no es bueno que los rayos solares incidan directamente sobre la pecera. Podemos encontrar luces para acuarios en todas las tiendas de animales, las hay de colores y se instalan muy fácilmente. No olvides que los peces también duermen, y deberás apagar la luz cuando llegue te vayas a dormir.

Cuando llenes tu pecera de agua no introduzcas los peces todos al mismo tiempo. Mantén los filtros limpiando el agua durante por lo menos durante un día entero y elimina el cloro que pueda contener. Luego ya podrás empezar a meter a los peces en el agua. Y no te olvides de darles de comer con regularidad. Cada especie puede comer alimentos distintos a tiempos distintos, no dejes que pasen hambre, dependen de ti.