Cómo cortar las uñas del perro
Mantener las uñas de tu perro bien cortadas será mucho más cómodo para todos, aunque quien más te lo agradecerá será tu amigo. Cuando vayas a recortar las uñas de tu mascota lo mejor será que alguien te ayude, así podréis dividiros el trabajo: tú agarras la pata y cortas las uñas, mientras que la otra persona agarra al perro para que no se mueva mucho. No a todos los perros les encanta que les corten las uñas por lo que a veces es más fácil llevarle al veterinario y que termine haciéndolo él.

En las tiendas especializadas encontrarás diferentes tipos de cortadoras de uñas. Deberás “estudiar” las diferencias entre unos y otros, las calidades que presentan y cual se adapta mejor a tu mano para facilitar el proceso. No debes olvidar comprar maicena o polvo astringente que te ayudará a parar la hemorragia en caso de algún corte que le puedas hacer a tu mascota en las uñas. Si compras alguna golosina para premiarle, tu amigo te lo agradecerá.

Cómo cortar las uñas del perro
Si nunca le has cortado las uñas al perro comienza levantando una de sus patas y observando la forma de las mismas. Una vez que notes como los dos estáis cómodos puedes comenzar con la manicura. Procura sentarte en el suelo y no forzarle demasiado las patas para que no se produzcan momentos de tensión innecesarios.

No cortes demasiado las uñas. Si tu perro tiene las uñas de color claro podrás ver claramente hasta qué parte es la que tienes que cortar. Si por el contrario tiene las uñas de color negro, corta simplemente el borde de la uña. Intenta que el corte sea rápido y seco. Si cortas demasiado y empieza a sangrar aplica presión en la punta de la uña para detener la sangre o directamente aplícale el polvo que te hemos comentado anteriormente.