Cómo cortar las uñas a un canario
Uno de los cuidados que sin duda trae más de cabeza a los dueños de un canario es mantener sus uñas cortas. En la naturaleza, las aves se las liman al agarrarse a las ramas y a los troncos, por lo que limitan su crecimiento natural, pero en el caso de las aves enjauladas este desgaste natural no se produce, por lo que deberemos ser nosotros quienes mantengamos las uñas de los canarios en su longitud ideal.

Para poder cortarle las uñas tendremos que sacarlo de su jaula, lo que asustará mucho al animal, por lo que deberemos hacerlo con cuidado, sin perseguirle con la mano por la jaula, ya que en su revoloteo nervioso podría hacerse daño en un ala o en una pata. Lo mejor es esperar a que se calme un poco y cogerlo con suavidad pero con firmeza, de forma que no se nos pueda escapar de la mano. Por si acaso, es conveniente realizar la operación en una habitación con las puertas y ventanas cerradas.

Para cortarle las uñas podemos utilizar unas tijeras normales o un cortaúñas. Estiraremos una a una las uñas siempre poniéndolas al trasluz de una ventana soleada, de forma que podamos ver la venita que recorre la uña. No deberemos nunca cortar más allá de dicha venita, ya que en ese caso le haríamos daño y le provocaríamos una herida. Es importante que hagas el corte recto y que intentes no dejar ninguna astilla de la uña, para el canario no se enganche. Si quedara alguna astilla, puedes limarla con una lima suave.

Si por accidente cortas más allá de la vena de la uña y ésta empieza a sangrar, toma un algodón y agua oxigenada y presiona la uña hasta que deje de sangrar. Después desinféctalo bien pasando de nuevo un algodón con agua oxigenada