Cómo ahorrar en los gastos del perro

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0


Con la crisis económica instalada en nuestro país desde hace demasiado tiempo, casi todo el mundo se ve afectado en algún momento, y es entonces cuando hay que reducir gastos para poder llegar a fin de mes sin que falte lo básico. En el caso de los perros, habrá que reducir gastos también, algo lógico ya que tanto mayores como niños pierden también algunos caprichos o privilegios económicos.

Cuando digo que hay que reducir los gastos que ocasiona el perro, por supuesto que en ningún momento me refiero a que deje de comer o ir al veterinario, se puede ahorrar sin tener que descuidar sus atenciones. Con sus gastos tienes que hacer lo mismo que se hace con los gastos de la casa, organizar un presupuesto y ver de qué manera se puede reducir sin quitarle nada que se considere básico.

Planifica los gastos

Haz un documento en el ordenador o en papel en el que puedas calcular todos los gastos que son imprescindibles en sus cuidados, que se pueden reducir a comida. Por supuesto, siempre hay que tener un poquito más ya que si cae enfermo puede necesitar medicación y en eso no puedes escatimar. También debes tener en cuenta cuándo necesitará vacunas o visitar al veterinario ya que supone un gasto mayor que hay que hacer sí o sí. Lo ideal es organizar mes a mes para saber cuándo toca cada gasto.

Visitas al veterinario

En nuestro país, se suele gastar unos 200 euros de media en cada visita al veterinario, y eso si se trata únicamente de una revisión en la que le hagan una limpieza, le pongan una vacuna y comprueben que todo está bien. Si está enfermo, siempre gastarás más dinero. Programa dos visitas al año, y no harán falta más salvo en el caso de que le pase algo y tenga que ir.

Ahorrar en comida

La comida de los perros suele ser cara, pero hay muchas fórmulas con las que puedes ahorrarte un dinerito. Aprovecha ofertas en las que haya descuentos, 3×2 o similares. Siempre es mejor hacer un desembolso mayor un mes pero saber que en un tiempo no deberás gastar, al igual que pasa con las ofertas de comida para ti. Además, cuanto más grande es el saco, más ahorrarás.

Accesorios


Piensa a largo plazo cuando vayas a comprar accesorios, como por ejemplo una cama. Es mejor comprar una cama grande desde el principio aunque el perro sea pequeño, así que conviene saber el tamaño máximo que alcanzará el perro para comprar la colchoneta de ese tamaño.

Perros,
>

También te puede interesar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *