Características del bulldog francés

Share on Facebook81Tweet about this on Twitter0Share on Google+1


De nacionalidad francesa, tal y como indica su nombre, el bulldog francés es una raza de perro que tiene la cabeza cuadrangular, grande y ancha. Sus ojos son siempre en tonalidades oscuras y están bastante separados, con sus peculiares orejas que son parecidas a las de los murciélagos ya que son altas y erguidas. Tiene el cuerpo corto, redondeado y musculado.

Su color puede ser diferente, teniendo el pelaje suave, corto y con una textura delicada. Lo máximo que medirá de altura serán 30 centímetros, mientras que de peso su máximo está en unos 12 kilos. Es una raza ideal para ser mascota, tanto para personas que viven solas como para familias con niños, ya que se lleva fenomenal con los más pequeños.

Cuidados


El bulldog francés necesita que lo cepilles a diario, frotando su pelaje en seco para que no pierda su brillo. Los pliegues faciales que tiene necesitan lubricación, algo que le vendrá genial para prevenir posibles inflamaciones. No llevan nada bien el calor ya que les puede ocasionar problemas respiratorios, así que mucho cuidado durante el verano. Tampoco se adaptan muy bien al frío, por lo que ante esa temperatura es mejor que esté en casa.

Personalidad

Esta raza es muy activa y juguetona, pudiendo estar de juego en juego durante horas, especialmente con niños. Es un perro muy inteligente, manso y muy cariñoso, algo que en ocasiones hace que sean celosos. Una de las ventajas que tiene esta raza es que no ladra mucho, ni tampoco suele ser un perro conflictivo. Es ideal para cualquier tipo de hogar ya que se adapta fácil y rápidamente a vivir en ellos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *