Bubba, el perro obsesionado con los gatos que por fin tiene uno

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+1

Bubba y Rue
Queremos terminar la semana hablándote de una de esas historias que tanto nos gustan. Sí, has acertado, nos referimos a aquellas que demuestran que la amistad y el amor entre animales de diferente especie es posible, incluso entre perros y gatos, que siempre han sido considerados enemigos.

En concreto, hoy queremos hablarte sobre Bubba, un pitbull que siempre ha estado obsesionado con los gatos. ¿Quieres descubrir más detalles? ¡Pues muy atento a lo que te contamos a continuación!

Obsesionado con los gatos

Bubba es un pitbull de seis años de edad que vive con Rebecca Pizzello, una mujer que le rescató de un refugio de Phoenix, Arizona, cuando tan solo tenía 3 meses. Al parecer, el animal ha estado siempre obsesionado con los gatos. De hecho, cuando su compañera de piso estaba cuidando de una camada de gatitos, el perro se llevaba genial con ellos. Ahora, su dueña le ha sorprendido con su propio felino.

Bubba y Rue1

Cumplir el sueño de su mascota

Rebecca ha querido cumplir el sueño de su perro: tener su propio gato. Eso sí, ha tenido que esperar a que se mudara a Nueva York. Rue, que así es como se llama su nueva mascota, también fue rescatado de un refugio. Como no podía ser de otra manera, Bubba se puso muy contento con la llegada del felino. Es más, a las pocas horas el nuevo miembro de la familia se quedó dormido sobre el pitbull.

Como si fuera su madre

Tal y como cuenta su dueña, Rue cree que Bubba es su madre y el perro quiere muchísimo a su nuevo amigo. De hecho, le baña, le acurruca, juega con él… En definitiva, lo trata como si fuera su hijo. A continuación te dejamos con nuestra galería, donde encontrarás más imágenes de Bubba y Rue. ¡No te lo pierdas!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *