Animales del desierto
Existe una gran diversidad de animales por toda la tierra. Los animales y las plantas han aprendido a sobrevivir en diversas condiciones climáticas, desiertos, selvas, océanos, etc. Los animales del desierto y las pocas plantas que en la zona se pueden encontrar se han adaptado a sobrevivir en unas durísimas condiciones climatológicas.

El desierto plantea condiciones adversas para los seres vivos a la hora de sobrevivir y requiere que tanto animales como plantas se adapten para satisfacer sus necesidades básicas. Para conocer mejor a los animales que lo habitan, es necesario conocer el bioma del desierto. Este bioma se caracteriza por la necesidad de una cantidad mínima de humedad. Las precipitaciones anuales son mínimas. El suelo en dichas áreas es de solución salina o de naturaleza alcalina, mientras que la topografía se caracteriza por dunas de arena y rocas.

Algunos de los animales más característicos del desierto son los que se han incluido dentro de la familia de los xerocoles. Estos animales se pueden clasificar según su resistencia a la sequía. Se incluyen la serpiente de cascabel, el águila real, el búho y el lobo gris mexicano. A fin de conservar el agua presente en su cuerpo, los xerocoles evitan la pérdida de humedad durante la excreción y la evaporación.

Otro de los animales más característicos es el Addax. Puede pesar entre 60-120 kg y puede medir 1 m de altura. La hierba llamada Astridia es su alimento básico, sin embargo, también se alimentan de las hojas, hierbas y arbustos qu encuentren por la zona. Cada rebaño de ddax se compone de alrededor de 20-25 miembros.