Alimentos que cuidan la piel de los perros

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+1

perro comiendo
Para que un perro tenga la piel sana, no solo debes preocuparte por el lavado y el cepillado. También es importante la alimentación, ya que una comida rica en ácidos esenciales (Omega 3 y 6) le viene muy bien para prevenir determinadas enfermedades.

A continuación te voy a hablar de los alimentos que más le convienen, sobre todo si es un perro con alergias. Además, te explicaré por qué es importante que tu mascota tenga la piel sana.

Alimentos

Somos lo que comemos. Lo decimos las personas, pero para los perros es igual de cierto. De hecho, cuando un perro está malo lo podemos notar fijándonos en la textura, el color y el aspecto de su epidermis. Es importante que coma pienso de calidad, a poder ser que le aporte los suplementos de ácidos grasos omega 3 y omega 6, puesto que son decisivos tanto en la flexibilidad como en la hidratación de la piel.

Los piensos de alta gama suelen tener todos los nutrientes y vitaminas que necesitan para estar sanos. Son alimentos que velan por el buen funcionamiento del sistema inmunitario.

perro comiendo

Piensos

Hay animales que ya de por sí tienen problemas en la piel. Si es el caso de tu perro, deberías comprar piensos para perros con alergias que llevan la etiqueta de hipoalergénicos. Al estar hechos con pescado, conejo o patata, puedes tener la seguridad de que le estás dando un producto que le va a provocar menos alergia. De hecho, dichos piensos pasan por un proceso de extrusionado que aumenta la compresión del alimento, algo que a su vez reduce la posibilidad de encontrar alergénicos en su comida.

¿Por qué es importante una piel sana?

Sabrás que tu perro tiene una piel sana si se aprecia que está hidratada, es flexible y está cubierta de pelaje sano. Con ese buen aspecto estará menos expuesto a agresiones externas que se pueden traducir en enfermedades, ya que contará con una especie de barrera natural eficaz contra las infecciones.

El grosor de dicha barrera, dependiendo de la raza de perro y la zona del cuerpo evaluada, suele oscilar entre uno y cinco milímetros. Es lo suficiente como para contener una serie de bacterias que luchan contra los gérmenes que pretenden poner en jaque su salud. Son como un ejército incansable al que hay que dar de comer para que nunca lo abandonen.

Artículo recomendado: Cómo mantener la piel del perro sana.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *