Alergias en la piel de los perros
Los perros, independientemente de su raza son propensos a tener alergias en la piel. El síntoma más común es la picazón. El problema puede ser identificado por el rascado continuo o los lametones de la piel. Se podrá observar una erupción en la piel escamosa, que el perro querrá masticar o morder. Todos los esfuerzos por parte de la mascota para obtener alivio de la picazón y sensación de quemazón en la piel pueden ser infructuosos.

Las alergias de los perros se producen cuando ciertos alérgenos entrar en su cuerpo y su sistema inmunológico asume que eso es perjudicial. Por lo tanto, la reacción adversa del sistema inmunológico es la de liberar sustancias anticuerpos a fin de eliminarlos. Como resultado, los síntomas de la alergia como la irritación empiezan a aparecer. La forma más común es la dermatitis atópica. Es desencadenada por alérgenos como el polvo, polen, moho, ácaros del polvo, y así sucesivamente.

Este tipo de reacciones alérgicas son más comunes en los perros con sistema inmunológico débil. La presencia de parásitos como las pulgas o las garrapatas pueden ser responsables de la reacción alérgica en la piel. Cuando se lleve al animal al veterinario, este deberá determinar con la ayuda de análisis de sangre o de la piel, cual es el motivo de la alergia.

Los antihistamínicos son el tratamiento más popular, ya que sus efectos secundarios son mínimos. Están disponibles en dos formatos: espray y antihistamínicos orales. La cortisona está disponible en forma de inyecciones, aerosoles y pastillas y es un medicamento muy eficaz utilizado para alergias de la piel. Tiene efectos secundarios y debe ser utilizada con mucho cuidado.