Adiestrar a un agapornis

Share on Facebook17Tweet about this on Twitter0Share on Google+0


Los agapornis destacan muchísimo por su inteligencia, muy amplia y un rasgo que tienen en común con sus “primos” los loros. Adiestrándolo con paciencia, podrás conseguir que sepa hacer muchas cosas, como estar suelto por casa sin que cause ningún problema o hacer algún que otro truquito que resultará muy divertido para toda la familia. Lo primordial es que le des mucho cariño y tengas mucha paciencia, solo así conseguirás adiestrarlo correctamente.

Este tipo de mascota puede ser muy asustadiza e incluso agresiva en un principio, algo que también sucede con los gatos o los perros. Así pues, debes tener claro que al principio te llevarás unos cuantos picotazos, pero que eso no haga que desistas, al contrario, ponle más ganas para que aprenda cuanto antes, aunque tampoco lo puedes agobiar demasiado.

El adiestramiento

Cuando vayas a empezar, ponte unos guantes suaves y en tonos claros para que no se asuste, así podrás cogerlo sin hacerle daño si es que necesitas cogerlo. Háblale con mucho cariño desde el principio y nunca le grites, ya que cualquier orden que relacionen con un grito o un enfado no la aprenderán ni la atenderán jamás, y si lo hacen será de mala gana. No le enseñes varias órdenes seguidas, empieza por una y no pases a la siguiente hasta que tengan esa bien aprendida y asociada.

Qué enseñarle


Cuando haya aprendido órdenes básicas que quieras enseñarle, como “ven”, “entra” o “sal”, ya podrás enseñarle cosas más divertidas, como dar un paseo por la casa sobre tu hombro o incluso ponerse a bailar al escuchar música. Todo es cuestión de enseñarle lo que quieres que aprenda, buscando hacerlo siempre de forma divertida para que le guste aprender y no le entre pereza cada vez que quieras que lo haga.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *