Adiestrar a un canario
Como sucede con cualquier otra mascota, la paciencia es fundamental a la hora de adiestrar a un canario. Si somos constantes y le dedicamos cierto tiempo se puede adiestrar al pájaro, lograr que se pose en nuestra mano o nuestro hombre y que vuele con libertad y control por la casa. Estos son los pasos a seguir:

-En primer lugar hay que acostumbrarlo a nuestra presencia, los canarios tienden a ser asustadizos y más cuando son unos recién llegados al a casa. Prueba a darle de comer alguna golosina a través de los barrotes de la jaula.

-Una vez que el canario se acostumbra a acercarse sin miedo, mete la mano dentro de la jaula con algo de comida que le guste: piñones, trocitos de manzana o incluso galletas. Espera a que se pose en tu mano con la intención de comer, no le fuerces.

-Cuando el canario se ha acostumbrado tanto a tu presencia como a posarse en tu mano, entonces puedes abrir la jaula y dejarle volar por la habitación. Por supuesto, antes hay que cerrar ventanas y puertas. Poco a poco, y según sean las dimensiones de tu casa, puedes dejarle abierta alguna puerta más para que tenga más espacio y opciones que explorar. Cuando quieras volver a meterlo en la jaula, usa la golosina favorita de tu canario (manzana, piñones…) para que él se pose en tu mano o en tu hombro.

El canario está genéticamente programado para cantar, pero mejorará mucho si tiene alguien de quien aprender. En caso de que ya tengas varios canarios en casa, cuando llegue uno nuevo colócalo en una jaula pegada a la jaula del canario veterano. De esta forma, cuando el canario mayor cante, los jóvenes escucharán y aprenderán.