Consejos para pasear a un perro con correa

Consejos pasear perro con correa
En algunos casos, la tarea de sacar a un perro no es tan sencilla como parece. Y todo porque hay veces que el animal parece estar paseando al dueño en vez de al contrario. Para que esto no ocurra, es necesario que el can vea al amo como líder, así que deberá ir al lado tuyo o detrás de ti.

Independientemente de la raza que sean, todos los perros necesitan caminar a diario para liberar energía mental y física y, así, estar equilibrados. Lo bueno es que aprender a sacar al perro de manera correcta no es nada difícil. Te explicamos cómo conseguirlo a continuación.
SEGUIR LEYENDO “Consejos para pasear a un perro con correa”

Evitar que tu perro rechace la correa


La mayoría de los perros adoran el momento en el que su amo coge la correa, porque significa el momento de salir a la calle, pasear, hacer ejercicio y divertirse. En ocasiones, incluso, son los propios perros quienes recuerdan a sus amos que es la hora del paseo llevándoles la correa y dejándosela a los pies o en el regazo. Sin embargo, no todos sienten la misma pasión por ella.

Para algunos, sin embargo, se trata de un elemento que sólo les molesta y reduce su libertad de movimientos, por lo que se ponen nerviosos, tiran, gruñen o salen a la carrera cuando sus amos intentan ponérselas.

Normalmente esto vienen derivado del hecho de que, cuando eran un cachorro, no se le ha permitido adaptarsea ella. También aparece este rechazo a la correa cuando se utiliza como elemento para castigar al perro o enseñarle disciplina, por lo que nunca deberemos pegar al perro con ella para corregirle ni atarle con ella para inmovilizarle.
SEGUIR LEYENDO “Evitar que tu perro rechace la correa”

Ventajas de los collares de nylon


Los perros están entrenados para responder a órdenes verbales y de movimiento, así como con el ruido de un silbato. Cuando se entrena a un animal este siempre debe llevar puesto su collar, para poder ir guiándole por el camino que se quiere que vaya. Los collares más recomendados para perros son los de nylon. Vamos a contaros por qué.

A diferencia de otros collares los de nylon permiten identificar al animal desde distancias más largas. Este tipo de collares se puede realizar en diferentes colores que permiten una mejor visualización del animal, sobre todo si está suelto por una zona en la que no pueda molestar a nadie. Otra característica de este tipo de collares es la del peso.
SEGUIR LEYENDO “Ventajas de los collares de nylon”

Elegir una correa para el perro


Si bien hay una gran variedad de factores importantes a considerar a la hora de comprar un collar de perro, también debemos pararnos a pensar sobre la correa que queremos para nuestra mascota. Existen diferentes tipos a seguir pero en realidad la decisión final se debe centrar en una correa que sea cómoda para ti y para el animal. Los tipos de correa más habituales son:

– Correas de nylon: una opción sólida y rentable, la correa de nylon, es a la vez resistente y lavable.

Fashion: estas son una gran manera de expresar las personalidades de los dueños y sus mascotas. Estas pueden ser muy divertidas y seguro que atraen más de una mirada.
SEGUIR LEYENDO “Elegir una correa para el perro”

Un collar para tu gato


La gran mayoría de los gatos son muy hogareños, apenas salen de casa y, por tanto, los dueños ni nos planteamos comprar un collar para ellos. Sin embargo, si vives en el campo, o tu gato pasea por los tejados vecinos con libertad, o has adoptado a un gato callejero que entra y sale de tu casa cuando quiere, sí que debes comprar un collar.

En el collar debes añadir una placa de metal con tus datos de contacto. Así, en caso de que el gato se pierda, sabrán dónde encontrarte y también sabrán que el gato es tuyo.

A veces los gatos son capaces de esconderse en lugares insospechados y encontrarlos es casi imposible. Para estos casos los collares con cascabel son muy útiles para localizar a tu gato, especialmente si vives en el campo o una casa grande. Si tu gato es un buen cazador y no deseas que siga matando pájaros y roedores de la zona, el cascabel es una excelente forma de evitarlo, los otros animales lo oirán y huirán.

La gran mayoría de los gatos no querrán usar collar, lo sentirán como algo molesto, así que si vas a comprar uno, hazlo cuanto antes, cuando el gato sea cachorro, para que pueda acostumbrarse pronto.

Muy pocos gatos consentirán en que los pasees usando una correa. Quizá algún siamés esté dispuesto. Si tienes un gato tan amaestrado que se deja pasear con correa, ésta debe ser delgada pero resistente. El cuero redondeado es un buen material que además posibilita la movilidad del gato. La longitud de la correa debe ser media, para que no haya tirones, pero que el gato pueda moverse con cierta libertad a nuestro alrededor.

Qué correa comprar para tu perro


La compra de una correa no se limita a su color o que nos parezca más o menos bonita. La raza de nuestro perro, su comportamiento, edad, tamaño… son factores a tener en cuenta.

En cachorros, elige collares de nailon, blandos y además asequibles. Los collares de cuero enrollado son otra buena opción, ya que no hacen daño el frágil cuello de los cachorros. Incluso en ejemplares de adultos como los Shar Pei, de piel delicada, es beneficioso usar este tipo de collares.

En los paseos al aire libre hay que usar correas suaves y ligeras. Pueden ser de algodón o de nailon trenzado. Las correas adaptables, que pueden ser más o menos largas, son muy prácticas sobre todo durante el adiestramiento del perro, ya que permiten darle más o menos libertad según sea su comportamiento.

Algunas razas, como los labradores o los salchichas, suelen sufrir de la columna. Hay arnés de paseo específico para estos casos, para que el dueño, al tirar, no les dañe la columna vertebral.

Los collares de cabeza son muy útiles para los perros más grandes, y una buena forma de controlarlos dado su peso. Pero no deben usarse con ciertas razas de patas cortas, ya que no se adaptan bien a su anatomía.

También en el caso de perros grandes o de razas más problemáticas, acostúmbrales a llevar bozal. Ahorrará peleas con otros perros o incluso algún incidente.

Si el carácter de tu perro es inquieto, deberás llevarlo en el coche con arnés. La correa no será suficiente para sujetarlo.

Fíjate en la calidad de los materiales, de esto depende su durabilidad y fiabilidad. Los ganchos y argollas deben ser metálicos, al igual que los cierres. No dudes en llevar a tu perro a la tienda y probar con él qué correas, bozales o arneses se adecúan mejor.